T. 966 661 529   
Centro de neurodesarrollo desde 1997
Hazte socio Dona

Una educación para todos y todas, aulas de inclusión educativa

¿Qué es la inclusión educativa?

La inclusión educativa concibe las diferencias en términos de normalidad: lo normal es que haya diferencias entre las personas. Estas diferencias reclaman igualdad y al mismo tiempo equidad, que garantiza la igualdad de oportunidades, que actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales. Es una forma de educación en valores. Implica incrementar la participación activa (social y académica) del alumnado (Bisquerra, 2011).

En la inclusión, el objeto de la innovación no es el niño/a, sino el sistema educativo, la escuela, la comunidad en general. Por tal motivo, el progreso de los alumnos no depende sólo de sus características personales, sino del tipo de oportunidades y apoyos que se les brindan (Plancarte, 2017).

Torres (2010) destaca siete elementos comunes que se incluyen en las definiciones sobre inclusión y los propone como dimensiones asociadas a la misma:

1. Forma parte de un proceso social más amplio y no se circunscribe al ámbito educativo. 

2. Supone la aceptación de todos los/as alumnos/as, valorando sus diferencias y enfatizando la igualdad por encima de ellas. 

3. Exige que el centro ha de asumir nuevos valores formando parte de una política escolar de igualdad de oportunidades para todos y todas.

4. Supone incrementar la participación activa (social y académica) de los alumnos/as y disminuir los procesos de exclusión. 

5. Supone crear un contexto de aprendizaje inclusivo desarrollado desde el marco de un currículum común. 

6. Exige la reestructuración escolar y el abordaje de la misma desde una perspectiva institucional.

 7. Es un proceso inacabado y no un estado.

El acceso a una educación de calidad en igualdad de circunstancias y oportunidades de aprendizaje para todos, es un compromiso que tienen los países que abogan por el cumplimiento de la iniciativa sobre una Educación para Todos (UNESCO, 2009).

Para conseguir una correcta educación inclusiva se requiere de un gran compromiso por parte de los profesionales que trabajan con el niño/a. Se debe realizar una exhaustiva evaluación de las necesidades de su aula, observando las capacidades de cada niño/a y no solo en sus limitaciones; aunque estas últimas se deben tener en cuenta para aportar las ayudas o modificaciones necesarias para poder ofrecer una igualdad de oportunidades.  Tras esta evaluación se debe realizar una correcta planificación de la intervención que se llevará a cabo posteriormente con el conjunto del aula.

Inclusión educativa

Diferencia entre integración e inclusión educativa.

De una forma sencilla y resumida, se concluye que, la integración educativa, consiste en responder a la diversidad de necesidades del alumnado, con un enfoque más individualizado y rehabilitador, realizando solo las adaptaciones para los/as alumnos/as con “necesidades educativas especiales”.  Por contra, el concepto de educación inclusiva es mucho más amplio, hace referencia a cómo la escuela de respuesta a la diversidad. Implica modificación de la estructura educativa, todos niños/as se benefician de una enseñanza adaptada a sus necesidades. Además, la inclusión educativa pretende mejorar la calidad educativa de todos y todas (alumnos/as, familia, comunidad…).

¿Qué beneficios aporta?

Como describe Aptus (2017), la educación inclusiva aporta grandes beneficios para todos los niños/as independientemente de sus características. Todos pueden aprender de todos y además, potenciar lo mejor de ellos mismos. Destaca también otros beneficios como:

– Desarrollo de fortalezas y dones individuales, con expectativas altas y apropiadas para cada niño/a.

– El trabajo sobre los objetivos individuales durante su participación en la vida de la clase con otros/as estudiantes de su misma edad hará que potencie las capacidades de cada niño/a.

– Involucrar a las familias en la educación académica de sus hijos/as y en las actividades de las escuelas locales.

– Fomento de una cultura escolar de respeto y pertenencia.

– La educación inclusiva ofrece oportunidades para aprender y aceptar las diferencias individuales, lo que reduce el impacto de acoso e intimidación.

– Desarrollo de amistades con una amplia variedad de otros niños, cada uno con sus propias necesidades y capacidades individuales

– Aprecio de la diversidad y la inclusión en un nivel más amplio dentro de una comunidad.

Centro de Primera Infancia de la Fundación Salud Infantil, aulas de inclusión educativa

La Fundación Salud Infantil lleva a cabo la inclusión educativa en el Centro de Primera Infancia a través de las aulas de inclusión educativa. Este programa se lleva a cabo por un conjunto de profesionales del ámbito educativo, comprometidas con la inclusión, con gran capacidad de trabajo de forma colaborativa con las familias y con el equipo de profesionales del programa de Atención Temprana. Se introducen las adaptaciones y los cambios necesarios en su programación de aula y en sus métodos didácticos para buscar una respuesta educativa en la que se minimicen las barreras que pudieran existir para el aprendizaje y la participación más vulnerable. 

Bibliografía

APTUS. (2017). ¿Cuáles son los beneficios de la educación inclusiva? 

Bisquerra, R. (2011). Diversidad y escuela inclusiva desde la educación emocional. En Diversidad, Calidad y Equidad Educativa. Murcia: Consejería de Educación, Formación y Empleo. 

Plancarte Cansino, P. A. (2017). Inclusión educativa y cultura inclusiva. Revista de educación Inclusiva, 10(2), 213-226. 

Torres, G. J. (2010). Pasado, presente y futuro de la atención a las necesidades educativas especiales: Hacia una educación inclusiva. Perspectiva Educacional, 49(1), 62-89.

UNESCO. (2009). Directrices sobre políticas de inclusión en la educación. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Comparte en redes sociales






Hazte socio
Dona