T. 966 661 529   
Centro de neurodesarrollo desde 1997
Hazte socio Dona

ESTIMULACIÓN ACUÁTICA

Es bien conocido el aspecto educativo, lúdico y formativo del agua, pero no se debe olvidar la importancia de su valor terapéutico. La actividad acuática se convierte, por tanto, en un complemento ideal al tratamiento de fisioterapia en sala. Además, está considerada como una de las principales actividades para fomentar el correcto desarrollo del niño/a. (ver video).

Es muy importante conocer la mecánica de fluidos para poder sacar el máximo beneficio del agua. Si bien el agua puede favorecer la movilidad al suprimir el peso del segmento corporal, el movimiento dentro de ella resulta mucho más dificultoso que en el aire, debido a las acciones mutuas que aparecen entre el cuerpo y el agua. Además, el medio acuático, a través de la flotación, beneficia a las y los pequeños usuarios, al igual que la propiedad térmica del mismo. La actividad en el agua se aplica teniendo en cuenta la relación y la experiencia previa del niño/a con la misma y los condicionantes propios de cada usuario.

La herramienta terapéutica más utilizada en este programa es el Concepto Halliwick. Actualmente es una de las herramientas principales en la Terapia Acuática. Su aplicación implica una visión global del usuario, teniendo en cuenta aspectos cognitivos, afectivos y motores.

Cada día podemos encontrar mayor evidencia científica sobre nuestro trabajo en el agua nos dice que:

  • Las actividades acuáticas mejoran la funcionalidad, mantienen al niño motivado e integrado, dotándole de oportunidad para el aprendizaje. Además, facilita la vivencia del cuerpo y su movimiento.
  • La actividad acuática mejora las capacidades motrices, como son la marcha, el equilibrio y la manipulación.
  • La terapia acuática produce disminución de la gravedad, que facilita la preparación y adquisición del control postural.

OBJETIVOS GENERALES Y ESPECÍFICOS

Como objetivos generales del programa se destaca el fomento del correcto desarrollo psicomotor de los usuarios, el aumento de la autonomía del niño/a, tanto dentro como fuera del agua y fomentar la sociabilización.

Los objetivos específicos dependen de las características concretas de cada niño/a y de la modalidad a la que asiste. Tras una valoración individualizada y en consenso con la familia se deciden los objetivos específicos de las sesiones.

A modo general, hay que destacar que mediante el trabajo en el agua se pretende mejorar la funcionalidad, una labor con objetivos conjuntos del niño/a, la familia y el terapeuta. Dichos objetivos se basarán en las necesidades niño/a tanto dentro como fuera del agua.

Las funciones principales que se trabajan en el medio acuático son: función respiratoria, movilidad tisular-muscular, estabilidad articular, tono, fuerza y resistencia muscular, reacciones de movimientos involuntarios, control de movimientos voluntarios, patrones de marcha…

MODALIDADES

El proyecto se divide en dos partes, la Terapia Acuática y la Estimulación Acuática. Ambas, cuentan con varios subprogramas.

1- La Terapia Acuática está contemplada dentro del programa de Atención Temprana, contando con las siguientes modalidades

a) Terapia acuática individual. Los objetivos se relacionan con los objetivos del niño/a y la familia fuera del agua; una de las cuestiones más importantes es poder trasladar las mejoras obtenidas en el medio acuático a su entorno habitual. Además, el agua aporta unas condiciones óptimas dónde los niños/as obtienen la oportunidad de realizar movimientos, ejercicios, posturas… que no son capaces de realizar fuera del agua o necesitan de un esfuerzo mayor.

b) Terapia acuática en grupo. Sigue el mismo planteamiento de objetivos que la individual, pero se añade un plus en el área social y lúdico. Los grupos se organizan en función de los objetivos a tratar y con un número reducido de niños/as.

2- La Estimulación Acuática surge con el principal objetivo de fomentar un desarrollo saludable, en los casos que se requiera un complemento a la Atención Temprana. Las modalidades de esta vertiente son:

a) Estimulación acuática individual. Complemento ideal al tratamiento de fisioterapia en los niños/as con grandes alteraciones funcionales. Los objetivos propuestos se trabajarán de una forma lúdica para conseguir la máxima participación del niño/a. En esta modalidad el usuario podrá entrar tanto con el terapeuta como acompañado de un familiar. Se pretende dar la oportunidad al usuario de vivir emociones positivas, ya que en muchas ocasiones sus características hacen que el simple hecho de mantener la postura o realizar ciertos movimientos fuera del agua suponga un gran esfuerzo.

b) Estimulación acuática en grupo. Con un máximo de 5 niños, se trabajarán los diferentes objetivos planteados por la familia y el terapeuta de una forma cooperativa y lúdica, donde los niños/as aprenden cómo a través de la ayuda mutua son capaces de conseguir las metas de cada actividad/juego.

c) Estimulación acuática de bebés e infantes. Bebés/niños/as acompañados de sus progenitores disfrutan del agua al mismo tiempo que el profesional trabaja el desarrollo psicomotor y le dota de habilidades para desenvolverse en el medio acuático de forma segura. Destinados a niños con patologías, riesgo de padecerla o población general a partir de 4 meses de edad, coincidiendo con el primer contacto con el agua. Como objetivos generales se destaca la adaptación y pérdida del miedo al agua, estimulación de los diferentes sentidos y fomentar la relación familiar. (ver programación por edad).

d) Iniciación a la natación individual o grupal. Busca favorecer el desarrollo psicomotor del niño/a a través de la natación, con el objetivo de que sea completamente autónomo en el medio acuático, de forma que aprenda las habilidades acuáticas básicas y, más adelante, realice los diferentes estilos de natación. Además, se busca la diversión durante la práctica.

e) Natación adaptada individual o grupal, con esta modalidad se pretende dar la oportunidad de practicar la natación a todos los niños/as de una forma segura, independientemente de la alteración que presente, del mismo modo que en la iniciación a la natación se pretende buscar la autonomía en el medio acuático de una forma divertida.

DESTINATARIOS DEL PROGRAMA

El programa de Estimulación Acuática va dirigido a todos aquellos niños/as con algún tipo de riesgo biológico, alteración funcional o bien que sus familias estén interesadas en fomentar un correcto desarrollo saludable. Coincidiendo con el primer contacto con el agua, los usuarios pueden acceder al programa desde los 4 meses de vida, pudiendo permanecer en el mismo hasta los 12 años.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

EQUIPO DE TRABAJO

El proyecto está llevado a cabo por tres fisioterapeutas especialistas en el área de la estimulación y terapia acuática, así como en diferentes áreas de la neuro-rehabilitación y la Atención Temprana y un profesional de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Además, cuando las características del niño/a lo requieren, se suman a estos profesionales terapeutas ocupacionales especializados en terapia acuática y psicólogos/as y logopedas especialistas en Atención Temprana.

Bibliografía propia
Hazte socio
Dona