T. 966 661 529   
Centro de neurodesarrollo desde 1997
Hazte socio Dona
Inteligencia Musical

Inteligencia musical

La Fundación Salud Infantil considera fundamental propiciar la inteligencia musical entre las y los más pequeñas/os del Centro de Primera Infancia. Pero, ¿qué es la inteligencia musical?. 

Según el psicólogo norteamericano, Howard Gardner, creador de la teoría de las inteligencias múltiples, “la inteligencia musical es la habilidad para apreciar, discriminar, transformar y expresar las formas musicales, además de la sensibilidad al ritmo, el tono y el timbre”. Este tipo de inteligencia puede desarrollarse desde edades muy tempranas.

La percepción y la producción musical están localizadas en el hemisferio derecho, aunque su ubicación no es tan precisa cómo el área del lenguaje. Se sabe que las áreas cerebrales que activan  la música y las emociones son prácticamente las mismas, De hecho, hace mucho tiempo que se utiliza la música para trabajar las emociones. Es el caso del empleo de la musicopterapia, que permite que las y los más pequeños identifiquen diferentes sintonías con distintas emociones.

Beneficios

Los beneficios del desarrollo de la inteligencia musical son numerosos: mejoran el nivel de afectividad y la conducta, desarrollan los medios de expresión y comunicación, favorecen la sensibilidad afecto-emocional y refuerzan el autoestima.

¿Sabían que los bebés a veces reproducen patrones musicales que escuchan en su entorno cuando balbucean? Ésta es una de las razones por lo que la Fundación Salud Infantil apuesta por el desarrollo de esta inteligencia y tiene un programa específico en su Centro de Primera Infancia para propiciar que los más pequeños se desarrollen de un modo integral.

¿Podemos desarrollar esta inteligencia desde casa? Por supuesto que sí. ¿Y cómo podemos hacerlo? Aquí les dejamos algunos consejos para que puedan trabajar esta inteligencia desde casa con sus hijos/as: 

  1. Exponer a los niños a gran cantidad de contenido musical. 
  2. Cantarles canciones que les gusten y les motiven.
  3. Animarle a que sea él quien cante: 

A medida que el niño/a se relacione con una misma canción sentirá el deseo de cantarla.

Todas las noches antes de acostarle, se recomienda entonar una nana. Su hijo/a de 2 años, aún cuando sea la misma melodía de todas las noches, le pondrá tanta atención como si acabara de escucharla por primera vez.

Gracias a esta reiteración y a la concentración que él presta, pasados unos días, comenzará a repetir la última sílaba de algunas palabras, por lo general, las que están al final de las estrofas.

  1. Poner a su alcance instrumentos musicales con los que puedan tocar, manipular y experimentar. También se pueden crear esos instrumentos llenando botellas de plástico con arroz, lentejas o quinoa.
Comparte en redes sociales






Hazte socio
Dona