T. 966 661 529   
Centro de neurodesarrollo desde 1997
Hazte socio Dona
juego

Hablamos del juego

El juego; (definición, características, importancia…etc.

Definición e importancia

El juego es una actividad natural en el hombre, tanto para adultos como ara niños/as, y especialmente importante para estos últimos, que resulta fácil de reconocer y está presente a lo largo de toda la vida del ser humano. Tratar de definir con precisión qué es el juego es una tarea compleja ya que engloba una variedad de conductas que presentan notables diferencias entre sí; el juego forma parte del comportamiento humano y de la cultura de cada sociedad; para un niño/a es su forma principal de aprender a ejercitar destrezas y puede ser una actividad bastante seria. Es difícil de definir, se trata más bien de una orientación peculiar de la conducta que constituye una forma de asimilar e interpretar simbólicamente la realidad.

El juego es pues una actividad que surge de forma natural en los niños y niñas y constituye un modo peculiar de relacionarse con el entorno; es a través del juego que descubren sus posibilidades, aprenden a conocer el mundo, interpretan la realidad, ensayan conductas sociales y asumen roles, aprenden reglas y regulan su comportamiento, exteriorizan pensamientos, descargan impulsos y emociones. Todas estas cuestiones hacen valorar el juego como un recurso didáctico con un alto valor educativo. No es simplemente una actividad de diversión para los niños y niñas, sino que es también un dinamizador  de su desarrollo y un instrumento privilegiado para su aprendizaje, a la vez que determina unas acciones que les conducen a adquirir habilidades que les ayudarán a ser adultos emocionalmente equilibrados.

En conclusión, podemos decir que el juego es una actividad necesaria para los seres humanos teniendo suma importancia en la esfera social, puesto que permite ensayar ciertas conductas sociales, siendo a si vez, una herramienta útil para adquirir y desarrollar capacidades intelectuales, motoras o afectivas. Una muestra de la importancia del juego se refleja en su reconocimiento explicito como un derecho fundamental en la infancia: El derecho al juego: en la Declaración de los derechos del niño, adoptada por la Asamblea General e la ONU el 30 de noviembre de 1959, el derecho al juego está reconocido en el artículo 7.

Características

Dado las dificultades para definir de una forma única el concepto de juego, existen una serie de características que sí que son aceptadas y consensuadas por todos los estudios realizados en torno al juego: es una actividad placentera que fomenta y desarrolla la capacidad de disfrutar, divertirse y recrearse, proporción placer inmediato; es libre, una actividad voluntaria, espontánea y autónoma no condicionada desde el exterior; tienen un carácter universal; es una actividad que implica un fin en sí mismo; se desarrolla en una realidad ficticia; es acción e implica participación activa; no necesita un material concreto; es innato, es la actividad propia de la infancia; todo juego se desarrolla es un espacio y un tiempo; cualquier actividad puede ser convertida en juego; favorece la socialización; también tiene una función compensadora de desigualdades, integradora y rehabilitadora; el juego muestra en qué etapa evolutiva se encuentra el niño o la niña; es una vía de descubrimiento del entorno, de nuestros límites y deseaos (forma de expresión emocional); es el principal motor de desarrollo en los primeros años de vida a nivel corporal, de movimiento, de la inteligencia, las emociones, la motivación y las relaciones sociales.

El juego se utiliza de tres maneras

  • Como instrumento de motivación para el aprendizaje, por el habitual principio d educar jugando.
  • Como un recurso didáctico con unos objetivos pedagógicos.
  • Valorándolo por sí mismo, como un fin en sí mismo y una actividad natural (innata) de la infancia que promueve el desarrollo físico, cognitivo, social y afectivo.

Para finalizar podemos decir que : “EL NIÑO/A NO JUEGA PARA APRENDER, APRENDE JUGANDO”. No existe diferencia entre jugar y aprender, el juego deja de ser recurso didáctico para convertirse en un objetivo en sí mismo; basta con que el niño/a juegue libremente para que aprenda.

Bibliografía
Comparte en redes sociales






Hazte socio
Dona