T. 966 661 529   
Centro de neurodesarrollo desde 1997
Hazte socio Dona
insomnio

¿Sufres ansiedad, estrés o insomnio?

En los últimos años existen una gran cantidad de investigaciones en relación con los efectos terapéuticos de la estimulación transcraneal con corriente directa (tDCS) en distintas alteraciones o síntomas de diversas patologías. Se han observado mejoras incluso en el tratamiento del dolor neuropático, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, migrañas, cuadros demenciales (Parkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple u otras demencias y enfermedades neurodegenerativas). También existen estudios que indican mejoras en alteraciones o síntomas neuropsiquiátricos como la depresión, ansiedad, estrés, insomnio, TDAH y otras alteraciones del neurodesarrollo.

El tDCS puede ayudarte. Mucha gente se preguntará ¿qué es el tDCS? ¿cómo se utiliza? o ¿para qué está indicado?. En este punto te invitamos a seguir leyendo para descubrir cómo esta avanzada técnica puede ser la respuesta a tus problemas.

¿En qué consiste el tDCS?

La estimulación transcraneal con corriente directa o tDCS es una técnica de intervención basada en mecanismos de neuromodulación mediante la aplicación de pequeñas corrientes eléctricas a nivel cerebral. Se trata de una técnica neurofisiológica de estimulación cerebral no invasiva e indolora para el paciente que nos permite generar cambios en la excitabilidad neuronal modificando el potencial de reposo de membrana y fomentando por tanto la plasticidad neuronal. De este modo se fomenta el efecto de otras intervenciones terapéuticas o farmacológicas.

En cuanto al procedimiento de realización de la intervención con tDCS es sencillo, el paciente no precisa de ninguna preparación previa. Se coloca un gorro con electrodos situados en diferentes áreas cerebrales según el sistema 10-20, se colocan los electrodos de estimulación en función de un protocolo específico para cada paciente. Este protocolo es realizado por un experto que a través de una prueba de mapeo cerebral (QEEG) pauta qué áreas deben ser objeto de modulación para obtener una mejora clínica.

tDCS

El protocolo de tDCS consta de unas 20-30 sesiones que se aplican con una periocidad de dos a tres sesione semanales al mismo tiempo que se realiza una intervención terapéutica en la mayoría de los casos. Con estos cambios neuroplásticos se pretende mejorar y reorganizar conexiones neuronales, provocando de este modo cambios en el comportamiento o funcionamiento del paciente y una mejoría a nivel clínico de los síntomas presentados en distintas alteraciones neurológicas y
neuropsiquiátricas.

En la Fundación Salud Infantil contamos con un servicio de neurometría donde podemos informarte y asesorarte personalmente sobre esta novedosa técnica.

Comparte en redes sociales






Hazte socio
Dona